Datos básicos y consejos para financiar un coche

Financiar es la forma más común de adquirir un coche. La mayoría de la gente lo prefiere a pagarlo al contado por varios motivos. A la hora de elegir qué coche comprar hay que fijarse en muchos detalles diferentes pero a la hora de decidir cómo pagarlo también.

En este artículo os vamos a dar los conceptos básicos y algunos consejos para que escojas la mejor forma de financiar tu coche.

 

Datos básicos para financiar un coche

 

¿Dónde financias tu coche?

Aquí tienes dos opciones: a través de un préstamo concedido por un banco o por medio de las financieras de los concesionarios.

  • Préstamo bancario: En la mayoría de las ocasiones el banco es el primer lugar al que acudir ya que te podrán ofrecer más opciones de financiación. Además, para competir con los concesionarios, la mayoría de los bancos ofrecen préstamos específicos para la compra de un vehículo.
  • Financiar con el concesionario: Las condiciones no suelen ser mejores que las de los bancos pero con algunas excepciones. Las mayores ventajas es que son más fáciles de conseguir y no es necesario aceptar algunas condiciones que los bancos imponen al conceder el crédito. Por ejemplo la domiciliación de la nómina, seguros, uso de tarjetas de crédito…

 

Términos y condiciones del préstamo

  • Tipo de interés nominal (TIN): Es el interés en tanto por ciento que te van a cobrar por concederte el préstamo.
  • Tasa anual equivalente (TAE): Cantidad total que vas a pagar por el préstamo en tanto por ciento. Además del TIN también incluye todas las comisiones al porcentaje final.
  • Comisión de apertura: Se paga una sola vez y normalmente es un porcentaje de la cantidad prestada.
  • Comisión de cancelación: Comisión que se ha de pagar si se cancela el préstamos de forma anticipada.

 

Préstamos según el tipo de interés

  • Tipo de interés fijo: Es el más utilizado en los préstamos para adquirir vehículos. Los concesionarios es el único que suelen dar. Con este tipo de préstamo la cuota a pagar mensualmente no varía y es siempre la misma.
  • Tipo de interés variable: Con este tipo la cuota que se paga va a variar con el tiempo (puede subir o puede bajar) y depende de un índice de referencia. En la mayoría de los casos este índice es el Euribor. No es muy utilizado en la compra de coches.
  • Préstamo selectivo: Lo suelen ofrecer las marcas de coches directamente. En él se financia sólo una parte del vehículo y se deja el resto para el final. En este punto se puede elegir quedarse con el coche pagano el resto del valor en un último pago o cambiarlo por otro pagando la diferencia.

 

Consejos para financiar un coche

  • Siempre es conveniente pagar una entrada suficientemente alta pero siempre que nos lo permita el presupuesto y utilizar esta entrada para reducir el plazo de amortización. Con esto se consigue reducir la cantidad de intereses a pagar y ahorrar en el total a pagar por el coche.
  • Ten en cuenta que no todos los gastos son la compra del coche en sí. El impuesto de matriculación, de circulación o la transferencia si es de segunda mano también son parte del precio y debe presupuestar teniéndolos en cuenta.
  • Utiliza las ayudas y subvenciones del estado y comunidades autónomas, por ejemplo, el plan pive. Existen ayudas tanto para vehículos profesionales como para no profesionales.
  • Sé realista a la hora de presupuestar tu compra y ten en cuenta tanto el precio del coche como los intereses, comisiones, impuestos, tasas e imprevistos que puedan surgir en el proceso de compra y posteriormente.